ÁCIDO CLORHÍDRICO EN PISCINAS » Regula la acidez

El ácido clorhídrico HCL, es un compuesto conocido por muchos y distintos nombres. Uno de ellos es ácido muriático que no es más que un nombre comercial. Se le define químicamente como una disolución en líquido de la sustancia gaseosa cloruro de hidrógeno. Se produce, mediante la combinación-reacción del hidrógeno y el cloro. El ácido clorhídrico ofrece una importante utilidad en el mantenimiento de los niveles de acidez del agua de las piscinas.

Para muchas industrias, este ácido constituye un insumo de gran relevancia; en este campo tiene no pocas aplicaciones. Sus usos más significativos se encuentran en industria metalúrgica en donde se emplea en la limpieza del acero. También está presente en la industria petrolera y la de producción de alimentos. El cloruro de calcio, derivado de este ácido, se emplea en regiones de inviernos crudos, para deshielar las carreteras.

¿Qué es el ácido clorhídrico?

para las piscinas ácido

El ácido clorhídrico es un químico constituido por un átomo de cloro combinado con uno de hidrógeno: Cl + H. En su composición final, participan dos elementos: el cloruro de hidrógeno HCL y el agua H2O. El primero de ellos proporciona el 37% y el segundo, el 63% del total. La industria farmacéutica lo usa para la producción del ácido ascórbico y para regular la acidez de numerosos productos.

Es un gas sin color, si acaso, ligeramente amarillento a temperatura ambiente. Posee un olor muy irritante y asfixiante. Produce espesos vapores cáusticos de coloración blancuzca cuando entra en contacto con el aire. Este compuesto es una sustancia sumamente corrosiva, aun en disoluciones no muy concentradas. Brinda incontables beneficios en múltiples campos pero puede, además, llegar a causarte serios daños si acaso lo manejas inadecuadamente.

El ácido clorhídrico y el agua para las piscinas

Una de las propiedades interesantes del ácido es su capacidad para reducir el grado de acidez pH, del agua. Por esta propiedad, se utiliza particularmente para controlar tanto el pH como la ionización del agua de uso humano. Un caso en donde estas capacidades son puestas en funcionamiento, es por ejemplo, el agua de las piscinas.

En casos como este, uno de los productos químicos más necesarios, es el ácido clorhídrico. Hace posible conservar las adecuadas condiciones químicas del agua en las piscinas. Satisfacer esta demanda, es crucial para preservar la salud y la seguridad de quienes las utilizan. Es estas instalaciones, uno de los principales usos del ácido clorhídrico es disminuir la alcalinidad total del agua.

La química del agua para las piscinas

El nivel de acidez (pH) del agua de las piscinas, afecta al resto de sus elementos químicos naturales. Miremos los términos químicos para medir la acidez del agua. Un pH de 0 revela condiciones de acidez extremas. En contraste, un pH de 14 indica exactamente lo contrario, una acidez básica. Lo ideal es alcanzar un neutro y su medida es de 7. Aun así, el nivel pH del agua más equilibrado, lo encontramos entre 7,4 y 7,6.

para las piscinas ph

Este es el margen más adecuado para los ojos y la piel. Garantiza, además, niveles inmejorables de cloro para prevenir la multiplicación de hongos, algas y bacterias. Cuando el grado del pH del agua se ha vuelto demasiado básico trátalo con ácido clorhídrico. Te servirá para regularlo o ajustarlo hacia el nivel adecuado. Por supuesto, debes utilizarlo para el mantenimiento y limpieza de tu piscina.

La importancia del pH

Hay momentos en los que el agua de la piscina empieza a volverse demasiado ácida (bajo pH). En esos momentos, y al mismo tiempo, las propiedades del cloro se vuelven ineficaces. Esto genera irritación en los ojos de las personas y, además, comienza a deteriorar los equipos de la piscina. Se corroen los accesorios metálicos, la bomba y el filtro tienden a trabajar en exceso, se deterioran sus paredes, etc.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…