EFECTOS DEL ÁCIDO CLORHÍDRICO EN LA DIGESTIÓN » Protege y descompone

El ácido clorhídrico es un elemento químico, producido por una disolución líquida de otro compuesto gaseoso el cloruro de hidrógeno. Tiene la peculiaridad de ser altamente corrosivo que tanto en su forma gaseosa como líquida y puede afectarnos notablemente. Es un compuesto tan particular que también lo hallamos dentro de nuestro organismo. En tal contexto, tiene una participación decisiva en nuestra alimentación y en nuestra salud. Además, veremos los efectos del ácido clorhídrico en la digestión.

Nuestro estómago

El estómago, el órgano por excelencia del proceso digestivo, es un órgano de lo más sorprendente en nuestro organismo. Es capaz de tolerar niveles de acidez muy bajos; niveles o grados que, para otros tejidos, serían muy perjudiciales. El estómago tiene y cumple una función crucial, gracias a él podemos aprovechar los alimentos y sustentar nuestras células.

Nuestra alimentación comienza en la boca, se inicia con la masticación y la reunión de los alimentos y la saliva. La masticación constituye una modificación práctica que consiste en descomponer los alimentos en fracciones pequeñas y mezclarlas con la saliva. De aquí la importancia de masticar apropiadamente. Una vez hemos masticados y mezclados los alimentos, es cuando transitan por el esófago y llegan al estómago.

ácido clorhídrico en la digestión ácidos

El ácido clorhídrico comienza a segregarse cuando finalmente, los alimentos llegan a nuestros estómagos. En lo adelante, es responsable del aprovechamiento de las proteínas y de estimular la secreción del resto de jugos digestivos. Actúa sobre las proteínas ingeridas desnaturalizándolas, es decir, disgregándolas para que puedan ser liberados los aminoácidos necesarios para la digestión.

El ácido clorhídrico y la digestión

El ácido clorhídrico es uno entre una multitud de sustancias químicas liberadas en nuestros estómagos cuando nos alimentamos. Su papel en este órgano, en conjunción con los otros jugos gástricos es, directa y específicamente, facilitar la digestión. Su función consiste en procurar la descomposición de los alimentos y estimular la liberación de enzimas necesarias al proceso digestivo.

Este ácido está presente, de forma natural, en los mencionados jugos gástricos del estómago. Los jugos gástricos, en conjunto, se conocen como ácido gástrico, mayormente contienen cloruro de potasio y cloruro de sodio. El ácido clorhídrico participa con alrededor de un 5% del total de la composición del ácido gástrico. Su acidez se puede apreciar, en ocasiones, como una sensación muy desagradable, es cuando se produce el llamado reflujo ácido.

El ácido clorhídrico es segregado por medio de las células parietales del estómago. Los aminoácidos (péptidos), que se hallan en las proteínas, estimulan el proceso que conduce a la secreción del ácido. De ahí en adelante, es cuando se inicia y se desarrolla, propiamente dicho, el proceso de la digestión.

El ácido clorhídrico y el estómago

La función del estómago es procesar las proteínas pero, para hacerlo, necesita disponer de un cierto nivel de acidez. Esta acidez es generada por la presencia del ácido clorhídrico. Es decir, sin la participación de este ácido las proteínas pasarían hacia el intestino delgado sin haber sido suficientemente transformadas. Esto significa que se pudiese generar la putrefacción de los alimentos y en consecuencia caeríamos enfermos.

ácido clorhídrico en la digestión estómago

El ácido clorhídrico también protege al organismo de enfermedades eliminando patógenos que se encuentran comúnmente en los alimentos. Asimismo, apoya la digestión de los carbohidratos; su fermentación provocaría intoxicación interna y un sobretrabajo del hígado y la bilis. Su putrefacción provoca también, hinchazón abdominal y problemas de ritmo en el tránsito intestinal.

En proporción a sus cualidades altamente ácidas, el ácido clorhídrico tiene la capacidad de descomponer los alimentos que consumimos. Paradójicamente, esa misma capacidad pudiera diluir el estómago si no fuese por la mucosa que lo protege de la corrosión. No obstante, esas propiedades también ayudan a combatir infecciones y fortalecen al sistema inmunológico.

Como señalamos, el ácido clorhídrico tiene la propiedad de matar cualquier patógeno, o bacterias causante de enfermedades. Es capaz de aniquilar cualquier organismo que pueda encontrarse en los alimentos que consumimos. Ayuda a mantener el estómago lo más aséptico que es posible, para protegernos de los dichos patógenos.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…