ÁCIDO CLORHÍDRICO EN EL ALUMINIO » Reacción y cuidados

Es una sustancia igualmente conocida como ácido hidroclórico y, frecuentemente, como ácido muriático (producido de sal marina). Se define como una solución en líquido del cloruro de hidrógeno en estado gaseoso. El ácido clorhídrico es altamente corrosivo. Se emplea ordinariamente como reactivo y se concibe como un ácido fuerte que se descompone completamente en agua. Debes estar al tanto de sus características y derivados, así como también de la reacción del ácido clorhídrico con el aluminio.

¿Qué es el ácido clorhídrico?

El ácido clorhídrico es un producto que tiene propiedades muy corrosivas. Por supuesto, todo depende del grado de su concentración pero, aun en bajos niveles tiene un gran poder cáustico. Se usa con regularidad en procesos industriales y con múltiples propósitos. Sus aplicaciones se extienden desde el tratamiento de metales, la extracción de petróleo y gas, hasta la producción de alimentos.

ácido clorhídrico con el aluminio metalurgia

Por esas propiedades específicas, se usa en la industria metalúrgica para la depuración o decapado de diversos materiales metálicos. Es perfectamente apropiado para disolver y eliminar el óxido que se haya formado en algún metal. Se emplea para transformar residuos de cal en cloruro de calcio que es un elemento más soluble y manejable. Esta transformación es necesaria para efectuar procesos más delicados como la extrusión o el galvanizado de metales.

El ácido clorhídrico en combinación con el aluminio

El aluminio es un metal tremendamente flexible, es liviano y de coloración plateada consistentemente utilizado en la industria. Cuando se combina con el ácido clorhídrico produce una reacción conocida como desplazamiento. De ella se produce o deriva, por un lado, sal de aluminio y por el otro, hidrógeno gaseoso. Esta breve descripción se puede ver como un sencillo ejemplo de reacción del ácido clorhídrico con el aluminio.

El aluminio es capaz de reaccionar con el ácido clorhídrico a temperatura ambiente. Tras el contacto entre el aluminio y el ácido clorhídrico, se produce un doble efecto conocido como reacción de oxidación-reducción. El metal comienza a desleírse y a formar cloruro de aluminio e hidrógeno en forma de gas incoloro. En química, esta reacción se define como irreversible, pues los productos finales no generarán alguna reacción nueva entre sí.

Aquí puede observarse lo que se define técnicamente como una reacción química. En este caso, el aluminio como consecuencia de la reacción de oxidación, ya no puede ser recuperado o restituido. Se comprende que el aluminio ha sufrido una transformación o cambio químico.

Toda reacción de oxidación-reducción se produce en razón de las diferencias en el potencial de oxidación de cada elemento. En aquella, un elemento se oxida al perder electrones mientras el otro los gana y en esto consiste la reducción. En la reacción es el aluminio el que se oxida, y el hidrógeno es el que se reduce.

ácido clorhídrico con el aluminio reacción

Una reacción exotérmica

La exposición del aluminio ante el ácido clorhídrico deriva en una reacción exotérmica de mucho vigor. Esta se produce de forma espontánea, sin necesidad de otro recurso que la estimule o active. Como consecuencia de tal potencialidad es, al mismo tiempo, altamente inflamable. Esto quiere decir que con la más pequeña chispa pudiera encenderse.

A la hora de manipular estos elementos, es necesario recordar que sus productos derivados, son altamente peligrosos y nocivos. Esa mezcla al tiempo de reaccionar y generar calor (propiedad exotérmica), igualmente produce un gas venenoso llamado cloruro de hidrógeno. Esto obliga a tomar las debidas precauciones para evitar daños a nuestra salud.

Precauciones y cuidados

El cloruro de aluminio derivado de la reacción entre aluminio y ácido clorhídrico, es inflamable aunque no se enciende fácilmente. Llegado el caso de que produjese un incendio, para sofocarlo nunca debe emplearse agua. Se debe de utilizar dióxido de carbono o CO2 que es una sustancia química seca.

Por otro lado, es importante saber que, en caso de incendio, es factible que los recipientes contenedores exploten. Más todavía, si se produce algún contacto con agua, el ácido clorhídrico se regeneraría y produciría gases enormemente venenosos. Por esto, tomar todo tipo de prevención es sumamente necesario.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…